¡Gastos de ENVÍO GRATIS para pedidos superiores a 30€!

Shopping Cart

Your cart is empty

Continue Shopping

Ben Towers, el niño que triunfó en los negocios a los 11 años

El niño que triunfó en los negocios a los 11 años

Ben Towers creó a los 11 años su primera web y desde entonces, no ha parado: montó su propia empresa y protagonizó una fusión de varios millones de euros

El propio Ben Towers, en su página de LinkedIn, explica cómo comenzó todo, en 2010, cuando tenía 11 años:
“Siempre he sentido una pasión por la tecnología y la creatividad y, cuando tenía 11 años, una amiga de la familia me desafió a diseñarle un sitio web. Esto me llevó a hacer más proyectos de sitios web independientes (inicialmente para amigos, pero más adelante para clientes que no conocía de antes)”.

Ben utilizó vídeos de Youtube para aprender cómo se montaba desde 0 una página web Desde ese momento, Ben Towers, que nació en septiembre de 1998, empezó a prosperar en sus negocios en una carrera meteórica que le ha llevado a ser reconocido como el “niño más inteligente del mundo” por la revista The Times en 2015 y a ser ponente destacado en varios programas y congresos.

Después de dedicar un año y medio aproximadamente a diseñar páginas webs, Ben estuvo trabajando de repartidor de panfletos para el periódico local para financiar sus negocios, pero como él mismo explica, con el tiempo empezó a tener “perspectiva empresarial” y consiguió que su propia hermana lo hiciera por él, para pagarle, a cambio, una parte de lo que a él le pagaban.

Ben Towers, el niño emprendedor

Más adelante (entre 2014 y 2016), como él mismo cuenta, le pidieron que trabajara para la Federación de Pequeñas Empresas (FSB) -una organización representa a las pymes en Reino Unido- para ayudarles a construir su estrategia y lanzar una nueva iniciativa para involucrar a los más jóvenes (NextGen, que después pasó a llamarse Connect).

Su carrera como ponente empezó cuando fue contactado por Young Start-up Talent, una comunidad dirigida a jóvenes emprendedores de entre 16 y 25 años que buscan iniciar su propio negocio, para hablar en su evento final.

“Rápidamente me di cuenta del impacto positivo que estaban dando a los futuros empresarios. Esto me llevó a involucrarme como director interino para trabajar en el crecimiento de la marca, mejorando la oferta para jóvenes y patrocinadores y dando más información sobre los jóvenes para los negocios”.

 

Ben Towers: de pasatiempo a empresa con más de 26 personas

Finalmente, cuando Ben Towers tenía 13 años, convirtió su “pasatiempo independiente” en un negocio, al que bautizó como “Towers Design” y en la que se contrató como aprendiz.

Al principio, solo era él en una habitación, pero con el tiempo, empezó a contactar con marcas más grandes -gracias a la publicidad, el conocimiento y la confianza-.

El negocio se convirtió pronto en una agencia de marketing que ofrecía servicios completos: contrató a un asesor para que le ayudara a construir la estructura de la empresa, empezó a contratar personal -llegó a contar con un equipo de 26 personas- y a realizar campañas para marcas como Pot Noodle, Mazars y Amazon.

Ben Towers, el niño emprendedor

En abril de 2017, decidió abandonar el negocio y fusionarlo con Zest The Agency, de la que se convirtió en director y desde la que se centró en el crecimiento de su oferta de participación juvenil. Entre sus clientes, se encuentran Virgin Racing, Virgin Care, Expedia, South Eastern Trains y Kent County Council.

Desde ese momento, Ben Towers se convirtió en inversor de varias empresas como Griplt, miiCare, ZingZing, PRESS London, Oval Money, GoodBox, Dog Trust o BrewDog.

Actualmente y desde 2015, Ben Towers se ha dedicado, especialmente, a ejercer de ponente principal en varios congresos y de consultor empresarial, utilizando la experiencia que tiene en llevar a cabo campañas de marketing para marcas como Champneys, Mazars y el gobierno de Reino Unido.

 

A parte, Ben Towers también colabora con Bullies Out, una organización benéfica que ayuda a apoyar e informar a los jóvenes, las escuelas y las empresas sobre el acoso escolar y los efectos que este tiene.

Según señala Ben, su papel consiste en “promover el trabajo de Bullies Out y crear conciencia sobre el acoso escolar”.

“Después de experimentar el problema de primera mano, cuando quise prosperar y dirigir mi propio negocio, sé exactamente los efectos que puede tener y por eso doy un apoyo masivo” a esta organización, ha explicado en un post de LinkedIn.

English