¡Gastos de ENVÍO GRATIS para pedidos superiores a 30€!

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Continúa comprando

¿Para qué sirve la tecnología NFC?

¿Para qué sirve la tecnología NFC? Foto Pixabay

El sistema que te permite pagar con el móvil

La tecnología NFC o comunicación de campo cercano (Near Fiel Communications, por sus siglas en inglés) permite comunicar e intercambiar datos entre dispositivos en distancias cortas y de forma inalámbrica.

La tecnología NFC te permite hacer muchas cosas, desde intercambiar archivos entre dispositivos, hasta -en el caso de que cuentes con este sistema en tu teléfono- pagar con el móvil en cualquier tienda que disponga de un TPV con tecnología contactless (sin contacto).

NFC funciona en la banda de los 13.56 MHz y se pueden transferir datos con una velocidad de hasta 424 kb por segundo, aunque la distancia en la que funciona entre un dispositivo y el otro suele ser menor de los 20 centímetros.

Esta tecnología deriva de las etiquetas RFID, que son las que permiten que funcionen los abonos de transporte o los sistemas de seguridad de las tiendas físicas.

La mayoría de móviles que existen actualmente en el mercado incorpora el chip NFC, ya que hace unos años los operadores consideraron que era la tecnología del futuro para poder realizar pagos contactless en comercios con mayor seguridad.

Los dispositivos que cuentan con el chip NFC pueden utilizarlo de forma activa o pasiva. Es decir, activando la tecnología de forma activa, ambos dispositivos crearán un campo electromagnético en el que se compartirán los datos, mientras que de forma pasiva solo habrá un dispositivo activo y el pasivo aprovechará el campo magnético creado para intercambiar la información.

De hecho, la principal utilidad del NFC es servir para la identificación de los usuarios mediante el móvil, más que para la transferencia de una gran cantidad de datos.

Eso se lo dejan a la tecnología Bluetooth, un sistema de transmisión inalámbrica de datos que también permite acoplar dispositivos, pero con una mayor distancia. Este se convierte en una opción más adecuada para la transferencia continua de datos, pero genera más complicaciones a la hora de emparejar los diferentes terminales.

Pagar a través del móvil, una posibilidad gracias a NFC

Si por algo es conocida la tecnología NFC es por haber permitido a los operadores desarrollar los sistemas de pago contactless a través del móvil, como Apple Pay o Android Pay (actualmente rebautizada como Google Pay) para que pagar con tu teléfono sea tan parecido como sacar la tarjeta de crédito de la cartera.

Tecnología NFC para pagar con tarjeta. Foto Mybloodtypeiscoffee

También puedes utilizar estos servicios para guardar cupones, entradas de espectáculos y
billetes de transporte.

Los beneficios de este tipo de pago son, entre otras cosas, que la transmisión de datos por radiofrecuencia NFC hace que siempre esté disponible, aunque también ha generado dudas sobre la seguridad de transmitir esa información personal.

Según Apple, su sistema de Apple Pay utiliza un número específico de dispositivo y un código de transacción “único”, lo que le permite que este tipo de operaciones sean “la forma más segura de pagar”, ya que ni el número de la tarjeta ni en el propio dispositivo queda almacenado en sus servidores.

Además, el gigante tecnológico asegura que “jamás lo comparte con los comercios”.

Android Pay aterrizó en España de la mano de BBVA: gracias a un acuerdo de la entidad bancaria con Google, los clientes de BBVA podrán pagar con NFC en todos los comercios que dispongan de terminal contactless.

Al igual que Apple, Google también asegura que ha integrado “fuertes medidas de seguridad” para proteger de “forma continua y automática” la cuenta y los datos personales.

Actualmente, Android Pay ha pasado a llamarse Google Pay, con el objetivo de reunir todas las formas de pagar, como Google Wallet y el citado Android Pay, en una sola marca.

Otra de las ventajas, según ambas empresas, es que sus sistemas de pago electrónico permiten poder pagar en muchas aplicaciones online sin tener que introducir “una y otra vez” la información de pago.

 

Italian