¡Envíos en 24 - 48 horas y GRATIS para pedidos superiores a 29€!

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Continúa comprando

Tras estar pensándoselo «muy seriamente», el fundador de Tesla compra una buena parte de Twitter

Si decimos Elon Musk, quizá te venga a la cabeza que te estamos hablando en realidad del director ejecutivo de la compañía de coche eléctricos Tesla. Lo cierto es que el perfil profesional de Musk es muy variopinto y, entre sus otras disciplinas, también se encuentra el robot humanoide que está preparando y el lanzamiento a órbita de satélites de Internet. Parece que esto ha dejado de ser suficiente para Musk, una de las personas más ricas del mundo.

Si hace unas semanas este magnate de origen sudafricano afirmaba a través de su red social predilecta, Twitter, que estaba pensando «muy seriamente» en crear su propia red social, este mes de abril ha arrancado en su primera semana con la noticia de que Musk adquiría algo más del 9% de Twitter. Con esta compra, el multimillonario se ha convertido en el mayor accionista individual de Twitter. Parece que la jugada le ha salido muy bien también a la plataforma ya que sus acciones subieron más del 25 % tras hacerse pública la noticia de la compra de acciones por parte del gran empresario.

Toda esta idea surgió en la cabeza de Musk a partir de los problemas que ha encontrado reiteradamente para expresarse a través de su perfil en esta red social.

Si nos remontamos tan solo unas semanas atrás, Elon creó, en primer lugar, una encuesta para preguntar a los usuarios de Twitter si el algoritmo de esta red social debía ser de código abierto. El resultado fue una mayoría aplastante para los que opinaban que sí, 83% (más de 1.100.000 votantes) frente a 17%.

Unos días más tarde, Musk volvió a preguntar a sus seguidores si Twitter se adhería al principio de libertad de expresión esencial para que una democracia funcione. Con una participación de más de 2 millones de personas, el 70% votó que no.

Ante esta situación de, según él, menoscabo de la libertad de expresión y la democracia que ejerce esta red social, Musk preguntaba al día siguiente a sus seguidores qué deberían hacer al respecto.

Elon Musk

Más avanzada la conversación con su comunidad, uno de sus seguidores le cuestionaba si estaba pensando en crear una red social nueva y Musk contestaba lo siguiente: “estoy pensando en ello muy seriamente”.

Pranay Pathole

Como os decíamos más arriba, la red social del pajarito azul ha sido la plataforma que ha servido a Musk para comunicar importantes informaciones y decisiones. Desveló, por ejemplo, su intención de vender el 10% de su participación en Tesla; y también se convirtió en el sitio en el que ha promocionado algunas novedades, como sucedió con la aplicación de 'podcasting' en vivo Clubhouse.

 

No sería el primer ni único magnate en crear su propia red social

Si en un futuro vemos el nacimiento de esta red social, Elon Musk no sería el único magnate en desarrollar su propia red social.

A finales de febrero de 2022, el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, también inauguraba Truth Social, su propia red social. Además, ya os decimos que se convirtió en una de las apps más descargadas en la App Store de Apple en sus primeros días de vida.

Recordemos que el anterior presidente de EEUU tomó la decisión de crear esta plataforma después de que su perfil fuera bloqueado de las principales redes tras la publicación de unos mensajes incendiarios durante el asalto al Capitolio ocurrido en enero de 2021.

 

Los encontronazos de Musk con Twitter

Pero lo cierto es que la libertad de expresión de Musk se ve coartada no solo por la red social, sino, en muchas ocasiones, por otros ejecutivos de Tesla. En este sentido, un acuerdo de 2018 con la Comisión de Bolsa y Valores le obliga a contar con la aprobación de otros ejecutivos antes de lanzar informaciones sobre la empresa.

Con este escenario de fondo, a finales de 2021, el millonario realizó una nueva consulta entre sus seguidores de Twitter para preguntarles si debería vender el 10% de su participación en Tesla. Su comentario desató una venta masiva de acciones y la Comisión de Bolsa y Valores mandó una citación a la compañía.

En otra ocasión, Musk vio de nuevo su libertad mermada, pero esta vez de movimiento, puesta en entredicho ya que la cuenta de Twitter @ElonJet (aún activa) rastreaba y sigue rastreando los aterrizajes y despegues del jet privado de Elon Musk. Esta cuenta, controlada por un joven de 19 años, Jack Sweeney, supone un gran inconveniente para la privacidad del magnate, motivo por el que ha llegado a ofrecer 5000 dólares al joven para cerrarla. Seguro que Elon no pensaba que el joven Sweeney iba a lanzarle una contraoferta de 50 000 dólares que, a día de hoy, aún no ha sido aceptada.

 Elon Jet

Uno de los últimos encontronazos de Elon con el universo Twitter se vivió en marzo de 2020. Sí, justamente en ese momento en que seguro que estás pensando: comienzo de la pandemia mundial COVID-19. El 19 de marzo, publicó en su perfil un enlace a una noticia del New York Times que el multimillonario resumió como “que no se habían producido nuevos contagios domésticos de coronavirus en China”. En ese momento, Elon, cual visionario, osó a lanzar su pronóstico para Estados Unidos y afirmo que: «Basándonos en la tendencia actual, probablemente también estaremos cercanos a 0 casos en Estados Unidos a finales de abril». No hace falta añadir mucha más información en este punto porque ya sabemos todos cómo nos encontrábamos a finales de abril en todo el mundo.

 

Español