¡Envíos en 24 - 48 horas y GRATIS para pedidos superiores a 29€!

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Continúa navegando

Protege del calor tus dispositivos, puedes ahorrarte más de un susto

Ya estamos metidos de lleno en verano, ¡biennnn! Estábamos deseando refrescarnos en playas y piscinas. Y este año más que nunca. Las olas de calor que se han ido encadenando han convertido en este verano en uno de los más calurosos. Nosotros tenemos que protegernos y nuestros dispositivos electrónicos, también.

No solo el calor puede dañar los componentes de nuestros smartphones o tablets, también tenemos que prestar atención al agua, la arena, el polvo y la crema solar. De esta forma, estaremos colaborando a alargar la vida de nuestros dispositivos para poder seguir usándolos durante mucho más tiempo.

Para ello, hemos recopilado una serie de consejos muy prácticos para llevar a cabo en estos días de altas temperaturas. Son muy sencillos de llevar a cabo, ¡observa!

 

1. Procura que el sol nunca incida directamente sobre tus dispositivos: las temperaturas extremas del verano pueden afectar a los componentes internos de nuestros gadgets. Este sobrecalentamiento puede provocar que funcionen más lento y peor. Por eso, te sugerimos que siempre tengas tus dispositivos electrónicos guardados en una bolsa que pueda permanecer a la sombra para tratar de mantener una temperatura siempre inferior a 35ºC.

2. Recuerda apagar la pantalla: Aunque no estemos usando el teléfono o la tablet, si su pantalla está encendida, desprende calor. Eso no ayuda a bajar la temperatura ambiente ni la de los elementos internos del aparato. Por eso, y más con la que nos está cayendo este verano, lo idóneo es apagar la pantalla de los dispositivos siempre que no los estemos utilizando.

3. Opta por dispositivos resistentes al agua: Si vas a pasar las vacaciones de verano en la costa o en hotel con piscina, asegúrate de llevar contigo dispositivos resistentes al agua. Para saber si un aparato electrónico goza de esta cualidad, tienes, primero, que saber si tiene certificado IP. Una vez haya comprobado que sí dispone de él, tienes que distinguir entre los dos dígitos que suelen aparecer después de IP. El segundo de estos números es

el que indica la resistencia al agua. Si va del 1 y el 3, significa que tiene una protección ligera frente a salpicaduras, y si se encuentran entre los números del 4 al 6, el dispositivo estará protegido frente a chorros de agua, entre 10 y 100 litros por minutos. Por último, si la segunda cifra del certificado de tu terminal es superior a 7, significa que podrá ser sumergido.

Smartwatch sumergible

4. Puesto a pedir certificado IP, que también sea resistente a la arena: Este certificado del que te hablábamos justo en el punto anterior, está repleto de información útil para ti. El primero de los dígitos mostrará la resistencia a elementos como el polvo o la arena, donde cero significa que no existe protección alguna y seis que es hermético.

 Altavoz bluetooth

5. En ocasiones, podemos ver también una X en lugar de este primer dígito. Esto significa que el dispositivo está diseñado para evitar estos elementos. Un claro ejemplo son los altavoces portátiles bluetooth, diseñados en un cuerpo compacto y con certificado IPX7 de sumergibilidad y protección máxima frente a líquidos y arena.