Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Seguir navegando

Día de Internet Segura: ¿cómo pueden navegar los jóvenes por internet sin riesgo de sufrir estafas u otros ciberataques?

El 7 de febrero se celebra el Día de Internet Segura, una efeméride especial en la que busca concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de la seguridad y la protección al navegar en internet. La firma española de electrónica de consumo SPC ofrece recomendaciones en torno a la creación de contraseñas robustas o pautas para detectar las estafas de internet, entre otras, para que los jóvenes saquen partido de la “red de redes”.

Bajo el lema de este año, ‘Juntos por una internet mejor (Together for a better internet)’, el Día de Internet Segura destaca la necesidad de crear un espacio digital seguro y confiable para todos los usuarios, y en especial para los niños, niñas y jóvenes.

Se trata de un objetivo importante ya que, según el informe 'El uso de la tecnología por los menores', elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), el 98% de los niños españoles de entre 10 y 15 años han utilizado Internet de manera regular desde 2020. Dato al que se le une que 7 de cada 10 menores (69%) dispone de un smartphone. 

Conscientes de la importancia de fomentar un uso responsable y seguro de internet, SPC, la compañía tecnológica española especializada en el desarrollo de productos de electrónica de consumo, propone consejos tecnológicos para que los menores interactúen en la red mientras se encuentra protegidos.

 

Identifica tiendas fraudulentas o correos maliciosos por medio de la URL, valoraciones de usuario y errores tipográficos en su diseño

Los ciberataques basados en el engaño, así como otro tipo de estafas en internet, son “como robarle un caramelo a un niño” cuando se dirigen a los que desconocen este tipo de prácticas. En un mundo digital en constante evolución, es fundamental mantenerse en alerta ante los peligros que pueden acechar en internet, como tiendas online engañosas, videojuegos fraudulentos, ataques de phishing y el correo no deseado, riesgos controlables que la juventud debe tener en cuenta. 

Antes de hacer una compra en una tienda online –y siempre con la ayuda de un adulto de confianza–, verifica la URL. Una dirección segura comienza con "https" y cuenta con un candado en la barra de direcciones, lo que refuerza la seguridad de los datos personales del comprador. Además, es recomendable observar valoraciones de antiguos compradores en esta tienda, en portales como el de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), y comprobar si la tienda online es un dominio de confianza.

A la hora de descargar o adquirir un videojuego en el móvil, cerciórate de que sea auténtico. Lee reseñas de otros usuarios para comprobar que el juego ofrece lo que promete, y cómpralo siempre dentro de la Play Store de Google o en la App Store de Apple, para evitar posibles estafas.

Para detectar los correos que pretenden robarte los datos, observa detalles sospechosos, que suelen alertar de phishing, como los errores gramaticales y ortográficos, o cuando solicitan información personal o financiera a través de un enlace que no es seguro (recuerda lo del “https” que hemos mencionado antes).

 

Las redes sociales "enganchan": comunicación, confianza y respeto, los tres pilares claves para utilizarlas de forma responsable

Convertidas en una fuente de atracción irresistible para los jóvenes, las redes sociales son las reinas de internet para los adolescentes. Instagram y Tik Tok, por ejemplo, ofrecen un sinfín de oportunidades para explorar y disfrutar de contenido interesante para ellos.

Sin embargo, es fundamental asegurarse de que los jóvenes sepan utilizar las RRSS de manera responsable. Para ello, existen herramientas como los controles parentales en el smartphone, o en las propias redes sociales, que permiten configurar la privacidad y la seguridad. Además, es importante educar a la juventud en el uso responsable de las redes, basándose en tres puntos clave: comunicación, confianza y respeto. Es importante inculcarles valores como la "netiqueta" y el respeto a los demás, así como no revelar información personal en redes ni compartir imágenes y archivos comprometedores, suyos o de amigos. Otras aplicaciones como Google Family Link, disponibles en smartphones y tablets, también pueden ser de gran ayuda para garantizar el control sobre las aplicaciones que utilizan los jóvenes.

 

Controla tu dispositivo por medio del antivirus y actualízalo periódicamente

Que los jóvenes puedan navegar y mantener tus datos y dispositivos a salvo resulta clave para preservar su privacidad y seguridad, algo que pueden conseguir por medio de soluciones tecnológicas adicionales.

Un elemento fundamental en la ciberseguridad es utilizar un software antivirus, herramientas que no solo protegen de los virus, sino también del malware (software malicioso) y otras amenazas. Mantener actualizado tanto el antivirus como el sistema operativo del dispositivo, y realizar análisis de forma regular, permite detectar y eliminar cualquier riesgo.

 

Crea contraseñas robustas pero fáciles de recordar

La introducción de unas credenciales de acceso óptimas resulta esencial para garantizar en el joven una experiencia online segura. Una forma sencilla de lograrlo es mediante la creación de contraseñas seguras y únicas para cada una de las cuentas. Para que los jóvenes recuerden las claves, es recomendable el uso de una palabra u oración corta y fácil de recordar, que comience con una inicial en mayúscula y que termine en dígitos, de extensión igual o superior a 8 caracteres.

Existen otras técnicas adicionales, como utilizar generadores de contraseñas, o sustituir algunas letras por números (como por ejemplo “3l3fant3” en vez de escribir “elefante”) que refuerzan la seguridad de la clave. Una opción sencilla y de fácil recuerdo, sería pensar en una frase que sea especial para el usuario, y que solo la sepa él.  Esta oración debería incluir mayúsculas y números e incluso sería ideal incorporar algún símbolo. La extensión del texto no debería ser ni larga ni corta para facilitar su recuerdo. E incluso en algunas palabras podemos hacer lo que comentábamos anteriormente, sustituir letras por números. Quizás, tu libro o película favorita podría ser un buen comienzo.

 

Los jóvenes, los mejores “profesores” de los mayores

La tercera edad se ha convertido en un perfil de ciberusuario en auge. Sin embargo, a veces parece que caiga en el olvido. SPC siempre ha tenido en cuenta al usuario sénior, adaptando el smartphone a una mejor accesibilidad para él, con la inclusión de teclas XL, iconos grandes, sin dejar a un lado aquellas facilidades digitales que ofrece internet y un dispositivo smart.

En esta ocasión, los jóvenes pueden adoptar el rol de “profesores”. Con su conocimiento nativo de la tecnología y su facilidad para adaptarse a nuevas herramientas digitales, los menores pueden ser unos valiosos aliados para aquellos que tienen dificultades para configurar los dispositivos electrónicos de casa y navegar por internet. Además, la función de configuración remota, de SPC SMART HELP, facilita el uso del dispositivo para los mayores. Con esta función, el usuario sénior puede dar permiso a un máximo de 5 números de teléfono, que sean expertos en dispositivos tecnológicos, para configurar remotamente su smartphone vía SMS.

La tecnología es una parte integral de la vida cotidiana y, al asegurarse de que todas las generaciones tengan acceso a ella, se creará una sociedad más inclusiva, conectada y segura, sin barreras generacionales.



Descargar  

Español