Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Seguir navegando

Introducción:

SPC tiene un fuerte compromiso con la reutilización. Por eso, el equipo técnico orienta todos sus esfuerzos a alargar, con garantías, la vida útil de los dispositivos electrónicos, conocedores de que esto es clave para reducir significativamente el impacto medioambiental de la industria tecnológica.

El objetivo principal que guía todos los pasos de nuestro SAT (Servicio de Atención Técnica) es, por tanto, reparar todo lo posible y recurrir al reciclaje como última opción.

Una muestra de este compromiso es que en todos los presupuestos que se envían al cliente para reparar productos, que por plazo temporal ya no están en garantía o que por un mal uso no pueden acogerse a ella, se busca el mínimo desembolso económico para el usuario.

Los presupuestos se ajustan al máximo para que la reparación sea una solución realmente asequible para el usuario. De esta forma, se facilita que opte por dar una segunda oportunidad al dispositivo y descarte la suplantación de este por otro nuevo. Es decir, que el factor económico no sea una justificación.

Afortunadamente, la conciencia medioambiental del usuario es cada vez mayor, lo que sumado a nuestro firme propósito y voluntad de reducir al máximo la huella de nuestra actividad hace que la inmensa mayoría de propuestas de reparación sean aceptadas.

 

Proceso de reciclaje cuando el dispositivo necesita ser reparado:

Tras el análisis exhaustivo y valoración de soluciones, si se determina que el proceso de reparación del aparato implica la sustitución de un componente, el componente sustituido se recicla.

Si se concluye que el equipo tiene una avería severa, hasta el punto de que no es viable la reparación con garantías, se procede al despiece y reciclaje de sus componentes.

Se envía entonces a FAUXPUVER S.L., empresa especializada en la reparación y tratamiento de aparatos eléctricos de uso doméstico, donde se desmontan los equipos y clasifican los componentes en función de su naturaleza y proceso de reciclaje seguro: pilas, baterías, pantallas, plásticos, placa base, cables…

Una vez hecho este proceso, cuando se ha almacenado un elevado material de componentes se desplazan entonces hasta Residuos electrónicos S.L., empresa autorizada para la gestión de residuos donde se procede en primer lugar a una segunda depuración de componentes (pues FAUXPUVER ya hace la primera) y posteriormente al reciclaje.

Esta doble depuración contribuye a reducir los errores en el proceso y garantizar el reciclaje con el mínimo impacto y máximo aprovechamiento de los recursos.

Cabe destacar que la entrega de material a esta gestora (Residuos electrónicos S.L) no se hace de manera periódica o programada, sino que se da cuando hay un elevado volumen de material, hasta el punto de llenar un tráiler con al menos 40 palés a bordo. Optimizando el proceso desde el transporte contribuye a la reducción de la huella que deja la movilidad, por eso descartamos otro modo que no sea el envío por razones de volumen.

El SAT central de SPC, sito en Briviesca (Burgos) también se ocupa de la recogida de estos residuos de los servicios técnicos autorizados.

 

Proceso de reciclaje cuando el dispositivo viene de una devolución:

Los productos que se devuelven son artículos que han pasado poco tiempo en uso. Son, en la mayoría de casos, artículos que se han probado un breve periodo de tiempo, no han cumplido las expectativas y vuelven a origen.

Por tanto, hay una alta probabilidad que el dispositivo tenga un funcionamiento correcto, mantenga un grado estético adecuado y sea posible su reaprovechamiento como producto reacondicionado.

Si por el contrario el producto tiene un defecto importante y es inservible, se repite el proceso especificado en el apartado anterior.

Español