Envíos en 24-48 horas y GRATIS para pedidos superiores a 29€. Plazo de devolución ampliado al 10 de enero de 2023.

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Seguir navegando

Elon Musk se retira de la compra de Twitter, pero está por ver si lo conseguirá

Hace escasos tres meses, Elon Musk, el gran magnate de origen sudafricano, anunciaba a bombo y platillo la compra de Twitter. Esta red social se había convertido ya desde tiempo atrás en su canal de comunicación de confianza. De hecho, recordamos que fue aquí mismo donde ya dejó entrever su interés por hacerse con el control de la plataforma.

Pues cuando ya lo estaba rozando, él mismo, por decisión propia, decide retirarse de la compra. Como era de suponer, esto no ha sentado bien a la gente de la red social del pajarito azul. Estaba en juego la nada desdeñable cantidad de 44 000 millones de dólares, que, seguramente, a los Twitter también les vendría muy bien.

La retirada de la ”partida” de Elon, suponía la indemnización a Twitter de 1000 millones de dólares, algo que, al parecer, no ha sido suficiente para la red social. Ante el anunció, la compañía denunció de inmediato dejando así patente lo mal que le sentó la jugarreta del dueño de Tesla.

Por su parte, el multimillonario alegó que la compañía tecnológica dio información engañosa en sus negociaciones sobre el número de cuentas falsas disponibles en la red. Twitter afirma que menor del 5% de sus perfiles son falsos; una realidad que, según Elon, dista mucho de la realidad. El empresario afirma haber solicitado esta información en repetidas ocasiones sin haber conseguido que la tecnológica se la facilitara. Ahora, con la demanda interpuesta por Twitter al magnate, confía en poder tener acceso a esos documentos y probar que la red social cuenta con más perfiles falsos de los que declara.

Pero hay algo más detrás del último movimiento de multipropietario de empresas y propiedades, y es que parece que hay más claves detrás del paso atrás dado por Musk. Twitter había despedido a dos altos ejecutivos y reducido en número su departamento de captación de talento. A todo esto se suma una congelación de las contrataciones y una salida voluntaria de tres ejecutivos más. Bien, Elon dice no haber dado su consentimiento a todas estas maniobras.

Analizadas ambas posiciones, todo parece indicar que la ley favorecería a Twitter y obligaría a Elon a concluir la operación basándose en la doctrina del “cumplimiento específico”.

 

Elon Musk ya tiene el poder sobre Twitter

Poco después del anuncio de Elon de romper el acuerdo de compra de Twiiter, la compañía bajó un 6% en bolsa y el precio de sus acciones se situaron en 34,58€.

Para los que no lo recuerden, la plataforma registró un movimiento inverso en el mes abril, cuando Elon Musk anunció la compra del 9% de la compañía. En ese momento, las acciones de Twitter experimentaron una subida del 25% de su valor.

Esto demuestra la gran influencia que el magnate tiene y es capaz de mover a su antojo con tan solo abrir la boca. ¿Cómo acabará toda esta historia? Habrá que estar muy pendiente de las próximas entregas. Nosotros estamos enganchados, ¿y tú?

Español