¡Envíos en 24 - 48 horas y GRATIS para pedidos superiores a 29€!

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Continúa comprando

La tecnología Blockchain y su impacto en el futuro de internet

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de la tecnología blockchain suena complicado para aquellos que no sean expertos en el mundo de las criptofinanzas y el software informático, sin embargo, está destinado a causar un gran impacto en el futuro

 

¿Qué es el blockchain? Probablemente ya hayas escuchado antes este término, pero no sepas realmente en qué consiste esta compleja tecnología. Surgida en la red, el blockchain está basado en las ideas de la economía colaborativa y persigue la creación de una base de datos global que no requiera un regulador externo.

Así lo explica la comunidad financiera independiente Rankia, que ha creado un manual de critpomonedas en el que detalla cómo funciona esta tecnología y los servicios que puede ofrecer a los usuarios tanto en el presente, como más adelante.

El blockchain, o “cadena de bloques”, en español, se trata de una tecnología digital que tiene como objetivo garantizar “la veracidad de las operaciones por internet”, subraya la Fundeu.

Para Rankia, el blockchain es un “sistema de arbitraje inteligente” que otorga “validez y confianza” a todas las transacciones entre individuos para que así no sea necesario un regulador externo “impuesto por el sistema”, ni gobiernos, ni ministerios, ni grandes corporaciones.

¿Cómo funciona el blockchain?

La empresa española Bit2me, dedicada a la compra venta de Bitcoins a nivel mundial, lo explica así:

“Imagina que vas caminando por la calle y, de repente, un suricato volador de proporciones pantagruélicas aterriza en una plaza llena de gente, se come los helados de todos los niños que hay en ella, suelta dos chillidos enormes y se va igual que ha venido. Sin un segundo que perder, se coloca un detector de mentiras a las 1.000 personas que han sido testigos y se registra exactamente qué es lo que han visto. Todos cuentan la misma historia con idénticos detalles. ¿Habría alguna duda al respecto del aterrizaje del suricato volador?”

Con esta sencilla historia, la compañía disfraza de metáfora el concepto para que el “suricato volador” puedan ser entendidos cualquier fichero o base de datos que compartieran los ordenadores de una red blockchain. Esa red de ordenadores conectados será la que valide la información, ya que si se envía la cifra 1 a la red compuesta por -por ejemplo- 1.000 computadoras, todos guardarán la información 1.

¿Cómo funciona la tecnología blockchain?

Pero, en el caso de que alguien intente cambiar la cifra y poner, por ejemplo, 0, un sistema de arbitraje basado en la teoría de juegos haría que los 999 ordenadores restantes le dijeran al ordenador cambiado que se ha equivocado y que la información es 1, provocando que el ordenador cambiado volviera a dar la información correcta, es decir, 1.

Este sistema se vuelve así difícilmente hackeable, ya que se debería hacer “cambiar de opinión” a los 1.000 ordenadores, concluye Rankia, al mismo tiempo que subraya que existen transacciones validadas por más de 40.000 nodos.

Este proceso de “consenso distribuido” se realizaría sin comprometer la privacidad de los usuarios ni de los ordenadores conectados a la red.

Además, la cadena de bloques es la tecnología que habilita las criptomonedas (bitcoins, Ethereum o Litecoin).

Aplicaciones del blockchain

A pesar de que la mayoría de expertos coincidan en destacar la importancia del blockchain, sus aplicaciones reales en el mercado están aún ahora en sus primeros pasos.

¿Cómo funciona la tecnología blockchain?

Las posibilidades “más inmediatas”, de hecho, están en en las transacciones financieras, la certificación de documentos, la identidad digital y la ciberseguridad, apuntan desde Rankia.

Y en el futuro más próximo ya se está aplicando para procesos como la trazabilidad de objetos y personas, la propiedad intelectual y los bancos virtuales.

Red Alastria

La Red blockchain de Alastria

Esta red es un ejemplo de red blockchain que ha nacido con la idea de acelerar la creación de ecosistemas digitales poniendo a disposición una plataforma colaborativa común.

La Red Alastria se define como un consorcio multisectorial sin ánimo de lucro; está promovido por empresas e instituciones para establecer una red semipública permisionada Blockchain.

Además, garantiza la identidad de los participantes y el registro “indeleble” de las operaciones que se realizan sobre ella, lo que permite ofrecer y recibir servicios con “eficacia legal en el ámbito español y acorde con la regulación europea”, explican los promotores.

Está abierta a todos los actores, desde Pymes (pequeñas y medianas empresas), hasta grandes corporaciones de todos los sectores en España, y está formada por nodos alojados en diversos participantes.

No sabemos cuáles serán exactamente los caminos que seguirá la tecnología blockchain, pero proyectos como la Red Alastria son avance de cómo se va a ir construyendo una red que sirva como base para aplicar sus beneficios de privacidad y transparencia.