Envío exprés y GRATIS en compras superiores a solo 29€

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Seguir navegando

5 de junio - Día Mundial del Medio ambiente: SPC recopila los beneficios de los productos reacondicionados: la opción lógica para el usuario y para mejorar la salud del planeta

Gracias a su reducido coste, los consumidores pueden adquirir tecnología de calidad a precios más competitivos. Estos dispositivos, además de brindar una excelente relación calidad-precio, promueven prácticas sostenibles con el planeta, gracias a la reducción de residuos tóxicos y de la acumulación de desperdicios electrónicos.

El próximo 5 de junio se celebrará el Día Mundial del Medio ambiente, una fecha que tiene como objetivo concienciar sobre la importancia de proteger y preservar nuestro entorno natural. La elección de esta fecha no es fortuita, ya que conmemora la histórica Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, celebrada en Estocolmo, en 1972. Desde entonces, cada año se llevan a cabo diversas actividades a nivel mundial para fomentar la acción colectiva en pro de la sostenibilidad y el cuidado del planeta.

En una sociedad donde el uso de la tecnología se ha convertido en algo esencial, es importante promover una serie de hábitos de consumo responsables para la sostenibilidad del planeta, sin dejar a un lado la innovación y las facilidades que la tecnología aporta a los usuarios. Ya que, de media, se estima que los residuos electrónicos generan la friolera de los 57,4 millones de toneladas en solo un año.

Para solucionarlo, una manera de fomentar el consumo sostenible es mediante la utilización de dispositivos reacondicionados, que otorgan beneficios tanto para los usuarios, que pueden adquirir la tecnología que desean al mejor precio posible, como para el medio ambiente. De este modo, al darle una nueva vida a la tecnología restaurada, velamos por la reducción de residuos electrónicos y la conservación de recursos naturales.

Bajo este propósito, SPC, la firma española de tecnología, creó en 2022 Geecool, la primera marca nacional de reacondicionados orientada al gran consumo. Hoy, para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente, la compañía ha recopilado los principales beneficios y ventajas que ofrecen los dispositivos tecnológicos reacondicionados tanto a los usuarios finales como al medio ambiente.

 

Beneficios para los usuarios:

  1. Menor coste para el bolsillo de los consumidores

Empezando por el beneficio más visible a simple vista, los dispositivos reacondicionados, en comparación con los modelos nuevos a estrenar, presentan un precio mucho más bajo. Esta diferencia de coste permite a los usuarios disfrutar de tecnología de calidad sin tener que realizar una inversión significativa. Al optar por dispositivos reacondicionados de Geecool, los consumidores pueden obtener el gadget que desean a un precio más asequible, ya que opera sin intermediados, lo que se traduce en un ahorro considerable en su presupuesto.

 

  1. La calidad del dispositivo reacondicionado, asegurada

Los dispositivos reacondicionados cumplen con estrictos controles de calidad antes de ponerse a la venta, convirtiéndose así en una opción atractiva para aquellos que quieren aprovechar al máximo su dinero, sin renunciar a la calidad y funcionalidad que brinda la tecnología.

Las unidades reacondicionadas superan exhaustivos procesos de reparación y revisión, en los cuales se verifica que cada componente funcione de forma correcta. Como ocurre en el caso de Geecool, cuyos técnicos especializados realizan 82 puntos de control, para ofrecer modelos 100% funcionales y operativos antes de ponerse a la venta.

 

  1. Garantía y soporte técnico

Los dispositivos reacondicionados, por ley, deben tener como mínimo un 1 año de garantía, ofreciendo así la tranquilidad a sus usuarios de que acertarán en su adquisición y que, en caso de avería, podrán entregar el dispositivo al soporte técnico para su reparación o sustitución. Geecool apuesta por una experiencia de usuario excelente, a partir del “Know How” adquirido por parte de la compañía a lo largo de sus más de 30 años de expertise, tanto en la industria de la tecnología como en su servicio postventa, ampliando esta garantía un año más. Por ello, los dispositivos reacondicionados de la marca española cuentan con dos años completos de garantía.

 

  1. La posibilidad de probar nuevas tecnologías y renovar más a menudo

Gracias a su atractivo precio, los dispositivos reacondicionados proporcionan a los usuarios la posibilidad de descubrir y probar nuevas tecnologías de forma más accesible. Al tener un coste más bajo que los dispositivos nuevos, los usuarios pueden adquirir diferentes modelos, permitiéndoles conocer las últimas tendencias y características innovadoras del mercado.

Por otro lado, los dispositivos reacondicionados permiten renovar la tecnología periódicamente, ya que los usuarios pueden actualizarse con mayor frecuencia sin incurrir en un gasto excesivo. Esto les permite mantenerse al día con las últimas mejoras y funcionalidades, disfrutando de una experiencia tecnológica actualizada y satisfactoria.

 

Beneficios para el medio ambiente:

  1. Contribuye a la reducción de residuos electrónicos y gases contaminantes

Al optar por dispositivos reacondicionados, los usuarios ayudan a reducir la cantidad de residuos electrónicos que terminan en los vertederos. Y es que, cada año, 57,4 toneladas de aparatos electrónicos se amontonan o acaban en el mar, generando un impacto negativo en el medio ambiente. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), una simple batería de níquel-cadmio de un teléfono móvil vertida en el mar puede contaminar 50.000 litros de agua.

Gracias a esa nueva oportunidad que se otorga a los dispositivos a través del reacondicionamiento, se extiende su ciclo de vida útil y se evita su prematura eliminación. Por otro lado, con esta práctica se evita la necesidad de fabricar nuevas unidades, lo que implica un ahorro significativo de recursos naturales, ya que reduce la extracción de materias primas para la fabricación de nuevos modelos, así como gasto energético, minimizando las emisiones de CO2 en los procesos de fabricación.

Y es que, según la Agencia Francesa de Gestión del Medio Ambiente y la Energía (ADEME), un smartphone reacondicionado evita la generación de aproximadamente 80 kilos de CO2, que es la huella de carbono aproximada que genera la fabricación de un terminal nuevo, y el equivalente a fumar 5.700 cigarrillos, además de ahorrar la extracción de 45 kilos de materias primas como el aluminio, el cobre y el cobalto. 

De esta forma, al darles una segunda oportunidad, se consigue reducir la contaminación y los riesgos asociados con los residuos electrónicos tales como la liberación de sustancias tóxicas para el medio ambiente.

 

  1. Fomenta la economía circular

El uso de dispositivos tecnológicos reacondicionados desempeña un papel fundamental en la promoción de la economía circular. En lugar de seguir el modelo de producción lineal, donde los productos se fabrican, utilizan y descartan, la economía circular se basa en el concepto de mantener los productos en uso durante el mayor tiempo posible.

Al extenderse la vida útil de los productos, se les brinda una segunda oportunidad mediante su reacondicionamiento, lo que implica revisar, reparar y renovar los dispositivos para que vuelvan a funcionar de manera óptima. De este modo, se minimiza la generación de residuos electrónicos y se disminuye el impacto ambiental asociado con la producción y eliminación de nuevos dispositivos.

 

  1. Mayor concienciación sobre la educación ambiental

Los dispositivos reacondicionados generan un impacto positivo en la concienciación sobre la importancia de la sostenibilidad y la reutilización de recursos. Al fomentar un consumo responsable de la tecnología, se genera un impacto positivo en la educación ambiental y se contribuye al cuidado y la preservación del medio ambiente. Así, como consecuencia de abrazar la incorporación de dispositivos reacondicionados, se logra un mundo más sostenible para las generaciones venideras.

En definitiva, basándonos en datos proporcionados por entidades como la ADEME o el PNUMA, podemos afirmar con certeza que la huella medioambiental de los dispositivos reacondicionados es mínima en comparación con los nuevos. Además, dado el creciente proceso de digitalización y la creciente demanda de gadgets tecnológicos, elegir los dispositivos reacondicionados se convierte en una de las decisiones más sostenibles a corto y largo plazo.



Descargar

Español