Envío exprés y GRATIS en compras superiores a solo 29€

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Seguir navegando

Claves para elegir el primer teléfono móvil para un niño en Navidad

Foto de Cristina Navarro

La Navidad es uno de los momentos en los que móviles y smartphones se convierten en los protagonistas de las cartas que los más jóvenes de casa escriben a Papá Noel o a SS.MM. los Reyes Magos de Oriente. Es entonces cuando los padres debemos tener en cuenta ese proceso de aprendizaje y madurez de la persona a regalar para decantarse por un tipo u otro. Para ayudar a las familias a decidirse por qué tipo de teléfono es el más conveniente para nuestros hijos, hemos recopilado cinco consejos a tener en cuenta para garantizar el uso seguro, saludable y responsable de este tipo de tecnología.

 

1.- Empieza regalándoles teléfonos y productos sin acceso a internet: actualmente existen diferentes opciones en el mercado para que los niños se familiaricen con la tecnología. Teléfonos sin conexión a internet con los que poder realizar y recibir llamadas son una buena opción para introducirlos en la tecnología y que entiendan que se trata de una herramienta para comunicarse principalmente.

 

2.- Establece en familia el uso que se va a hacer del dispositivo: padres y madres tenemos la responsabilidad de guiar a los más pequeños en el uso de la tecnología y establecer límites acordes a su madurez. Lo más habitual es que poco a poco vayan reclamando más independencia y usar las pantallas para otras actividades. Por ello, todos los miembros de la familia deben establecer el diálogo para decidir qué uso se va a dar en cada momento, tiempos de uso y dejar claro que los mayores deben ser siempre su referencia. 

 

3.- Si optas por un smartphone, convierte el control parental en tu aliado: en los primeros momentos de uso de ese primer teléfono inteligente por parte de los pequeños, es fundamental acompañarlos y guiarlos, pero nuestras obligaciones, compromisos y responsabilidades como padres nos impiden poder estar siempre ahí. Por ello, los controles parentales son unas herramientas muy útiles cuando introducimos a los peques en la tecnología. Controles parentales como el Google Family Link permiten establecer límites de tiempo de uso, gestionar los ajustes de privacidad, saber qué están haciendo con ese dispositivo cuando no puedes estar presencialmente con ellos.

 

4.- Evita que utilicen el dispositivo durante las horas lectivas: las pantallas y los dispositivos pueden tener una infinidad de usos, desde entretenimiento hasta acompañar a los más pequeños en su aprendizaje a nivel educativo. No obstante, durante las horas lectivas, independientemente de si existe prohibición por parte de los centros escolares o no, estos dispositivos no deben utilizarse. Es responsabilidad de las familias transmitir a los más pequeños que usar los dispositivos en el centro escolar no está permitido antes de proporcionales un dispositivo móvil. Asimismo, a través del control parental pueden establecer el apagado del smartphone en las clases. 

 

5.- Estudia las tarifas de datos a contratar y evita las ilimitadas: cuando empiezan a utilizar un smartphone, la autogestión es un momento complicado. En ese sentido, es recomendable evitar las tarifas de datos ilimitadas para que los más pequeños sean conscientes de que no tienen una barra libre de contenidos en línea y decidan con sus padres a qué pueden acceder.

Español