Envíos en 24-48 horas y GRATIS para pedidos superiores a 29€. Plazo de devolución ampliado al 10 de enero de 2023.

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Seguir navegando

Decálogo para hacer de tus fotos de familia, recuerdos inolvidables

Uno de los imprescindible para los usuarios sénior a la hora de comprar un teléfono móvil o smartphone es que cuente con cámara. A todos no gusta inmortalizar momentos especiales y volver a revivirlos cada vez que navegamos por nuestros teléfonos. Las posibilidades que hoy en día nos ofrecen las cámaras de nuestros smartphones son muchas y pueden ofrecernos resultados profesionales. Sin embargo, para quienes no quieran sumergirse en los ajustes y parámetros más avanzados de las cámaras, existen trucos muy sencillos para conseguir fotos creativas y de calidad.

 

Por eso, con motivo de la I Edición de la Semana de los Mayores de SPC, hemos elaborado un decálogo con consejos para que los más mayores de la familia puedan hacer fotos artísticas sin ningún esfuerzo y tener la galería de fotos llena de los mejores recuerdos con nietos, hijos y amistades.

  • Saca la fotografía desde el mismo nivel al que está la persona fotografiada: este consejo es especialmente útil cuando se fotografían niños o personas sentadas o en una posición cercana al suelo. Si la foto está nivelada, es más fácil obtener la imagen en el ángulo perfecto.
  • Luz natural, siempre que sea posible: cuando nos aprovechamos a la luz natural en las fotos, obtenemos un acabado más brillante y profesional y conseguimos una mejor nitidez en la imagen.
  • Juega con el fondo: tómate unos minutos para ver y conocer algunos aspectos del fondo y el entorno, quizá veas algo que te llame la atención y que te interese resaltar.
  • No te olvides de limpiar la lente: aunque parezca lo más obvio, es importante mantener la lente limpia. A veces no tenemos la lente limpia y no somos conscientes de ello hasta que no vemos una especie de nebulosa que niebla nuestras fotos. Con pasar un trapo suave por la cámara, es suficiente para quitar el polvo y machas superficiales.

  • Valora si hacer la foto a contraluz puede ser positivo o no: las contraluces pueden convertirse en un recurso bonito e interesante que en ocasiones dotan a tus fotos de profundidad y creatividad. Sin embargo, el resultado no siempre es el deseado ya que las sombras se pueden perder tras un fuerte haz de luz. Por eso, lo mejor es hacer pruebas y tomar instantáneas desde diferentes perspectivas.
  • Evita el uso del flash: para tratar de encontrar el punto justo entre iluminación y naturalidad a tus fotografías, es recomendable utilizar siempre que sea posible la luz natural. El flash déjalo para cuando no quede más remedio.
  • En fotos con poca luz, busca algo sobre lo que apoyarte: en situaciones de poca luz o en fotos nocturnas, cualquier mínimo temblor de nuestra mano va a provocar que se aprecie una distorsión también en la foto. Por eso, si no tienes un trípode, busca un lugar en el apoyarte y evitar ese efecto “movido” en tu fotos.
  • Usa cuadrícula de la cámara de tu teléfono: esta funcionalidad puede resultar de gran ayuda para conseguir que las fotos salgan rectas. Es tan fácil como acceder a la configuración de nuestra cámara y activar “cuadrícula”. Nos mostrará la pantalla del smartphone dividida por líneas horizontales y verticales que nos servirán de guía para que, por ejemplo, a la hora de sacar una foto a alguien sobre un paisaje, el fondo no salga inclinado. Conseguiremos composiciones estables y equilibrada.

  • No hay que centrarlo todo: si justamente en el consejo de arriba te decíamos que una imagen simétrica es un recurso muy interesante, tenemos que reconocer que no siempre es la mejor solución. Hay ocasiones en las que lo más interesante resulta, precisamente, desplazar del centro a la persona u objeto que queremos fotografiar. No tenemos por qué llenar siempre el encuadre si encontramos un ángulo original que hace que todos los elementos de la foto funcionen.
  • Insistencia y paciencia, la madre de esta ciencia, la de la de fotografía: no es fácil conseguir la imagen perfecta en la primera toma. Por eso, no te conformes solo con sacar una foto, aprovecha la ocasión y saca varias instantáneas seguidas. Muévete un poco, pasa inadvertido entre la gente y aprovecha los momentos en los que las personas están actuando de manera normal y distendida para que tus imágenes reflejen esa misma naturalidad.
Español