Envío exprés y GRATIS en compras superiores a solo 29€

Cesta de la compra

Tu cesta está vacía

Seguir navegando

¿Cómo elegir la cámara de seguridad inteligente más adecuada para mí?

Disfrutar de tus vacaciones de verano depende no solo del destino y la compañía que elijas, sino también de la tranquilidad con la que te vayas sabiendo que dejas tu casa, negocio u objetos personales bien protegidos. Para lo último, las cámaras inteligentes de seguridad son tus grandes aliados ya que te permiten controlar a distancia tu hogar, recibir notificaciones en tu smartphone en tiempo real y ver en directo lo mismo que está viendo la cámara.

Ahora bien, encontrar el modelo que mejor y más se adapta a tus necesidades no es un trabajo baladí. Nosotros te enseñamos en qué tienes que fijarte para acertar con el mejor modelo para hogar o tu oficina.

 

Si tienes jardín o necesitas una cámara anclada a una pared

Hay cámaras que están especialmente concebida para su uso en exteriores. Es el caso de SPC MAGNES 3, una cámara de seguridad inalámbrica con una potente batería que le aporta una autonomía de 3 meses.

La gran mayoría de estos dispositivos son además resistentes al agua, ya que tienen que permanecer a la intemperie y soportar todo tipo de climatologías. La cámara para exteriores de SPC cuenta con certificación IP65 que garantiza una alta resistencia al agua, incluso si la lluvia es intensa y está directamente proyectada sobre ella.

MAGNES 3 viene además con dos tipos de soportes: acople para anclarlo en la pared o base magnética para poder usarlo sobre una superficie plana. Por ello, esta cámara inteligente es polivalente, porque puedes usarla tanto en exteriores como en interiores, tanto anclada en la pared como sobre su base. La solución perfecta para tener controlado el jardín, patio, garaje o el salón de tu casa.

 

Si necesitas oír y ser oído por tu bebé, mascota o ser querido

Irse de vacaciones no es el único motivo para decidir colocar en casa o en tu negocio una cámara de vigilancia. Hoy en día, gracias al formato discreto y compacto de este tipo de dispositivos, puedes ubicarlos en cualquier lugar sin apenas apreciar su presencia y utilizar estas cámaras para cuidar de tus seres queridos o mascotas cuando tú no estás en casa. Para ello, hay dispositivos que cuentan con audio bidireccional, es decir, tú escuchas lo que está pasando en tu casa a través de tu smartphone y en tu casa también se te escucha lo que tú digas.

Este tipo de cámaras, como puede ser la SPC LARES 360, son muy prácticas para ubicarlas, por ejemplo, también en las habitaciones de bebés, ya que podrás ver y escucharle si empieza a llorar, así como hablarle para que te escuche y se calme al reconocer una voz conocida. Un uso similar puede darse si la instalas en la casa o en la habitación de un familiar de edad avanzada al que quieras cuidar incluso desde la distancia. Y quienes tengan mascotas seguro que ya están imaginando también múltiples usos para hablar con ellas cuando vean a través de la pantalla de su teléfono las imágenes de sus juegos y trastadas que está registrando la cámara.

 

Si quieres centrar la vigilancia en un punto muy concreto

Cada uno de nosotros tiene su realidad, sus circunstancias y sus necesidades. Hay quien lo que busca es tener vigilado una zona muy precisa de su casa o de su lugar de trabajo, como la puerta de entrada o una ventana. Para este tipo de requerimientos, existen cámaras con la funcionalidad “Selección de área”. Por ejemplo, SPC LARES 2 incorpora esta práctica opción que permite decidir la zona exacta en la que queremos detectar si se produce algún movimiento.

Si necesitas una vigilancia de 360º

Si, por el contrario, lo que necesitas es que el objetivo de tu cámara tenga plena movilidad y sea capaz de cubrir la superficie completa, tienes que optar por una con cabezal con giro de 360º. Esta es la principal característica de SPC LARES 360, que es capaz de orientar su cabezal tanto en vertical como en horizontal para no dejar sin vigilar ni un solo rincón. Así, si recibes visitas inesperadas, da igual que entren por la puerta, por la ventana, se agachen o repten, no escaparán al ojo de esta cámara inteligente.

Esperamos haber podido solucionar dudas que tuvierais sobre las funciones principales de una cámara de seguridad inteligente y que ahora tengáis más claro qué modelo se puede adecuar mejor a vuestras necesidades. Son dispositivos muy útiles para muchos momentos cotidianos, no necesitan obras de instalación ni cuotas mensuales y suponen un desembolso asumible para todos los bolsillos. Elige la cámara que reúna todos los requisitos que le pides a tu seguridad y disfruta de tus días libres sin preocupaciones.

 

Español